¿Los gobiernos mienten?

0
92

Si, y no le des mucha vuelta a la píldora para endulzarla y hacerla tragable. Definitivamente los gobiernos mienten.

Los gobiernos llegan y perduran gracias a un electorado (donde lo hay), y por la sensación de bienestar que procuran sus discursos donde, obviamente, el refuerzo emotivo es vital para que esta feligresía persista. Es cuestión de fe, no de razón.

Si vamos a la razón, evaluaríamos las acciones del gobierno según la cotidianidad más palpable, nos tocaría despertar y hacer ejercicio de ciudadanía para enmendar el problema a través del cambio de acciones o del cambio de gobierno, para que éste las cambie y con ello mejore tu realidad.

La empresa Coca-Cola publica sin pudor que dedica a sus campañas publicitarias más de la mitad de su presupuesto de funcionamiento anual, con ello tratan de convencerte que tal bebiba gaseosa edulcorada es buena para la salud, para la unión familiar y para hacer amigos.

Igual actúan los gobiernos, desde cuyos predios invierten nuestro dinero público en invasivas campañas para endulzarnos la píldora y hacerla tragable. La conexión emocional es el enganche para convencerte que estamos pasando por malos momentos, pero que todo mejorará, no te preocupes por lo demás.

Estuve revisando la entrevista que Sean Penn hizo al “Chapo”, y me resulta insólito de nuestras sociedades que las emotivas y desgarradoras historias de la infancia y juventud de los representantes del crimen organizado nos resultan comprensibles y justificadas, en muchos casos no aceptadas, pero las justificamos.

Si no fuese así, no existiesen tantas telenovelas, teleseries, realities que refuerzan y a la vez reflejan nuestros estereotipos, nuestra idiosincrasia y esencia social. Que terrible, ¿no les parece?, eso me trae recuerdos de las emotivas historias de infancia y juventud de muchos de nuestros líderes políticos.

Tengo que reiterar la frase “Igual actúan los gobiernos”. Los líderes que sostienen tan fantásticos argumentos para que sigamos justificándolos, ganan nuestra fe, más que nuestra confianza. Así, lo que en teoría debiese ser un asunto de razón, en la práctica resulta un ejercicio de fe.

Algún día la feligresía política desaparecerá, antes de eso debemos ejercitar nuestro despertar ante todo lo que nos distrae del sentido común. Si aún consumes sin desapego emocional, no esperes que tu ciudadanía sea sincera y de verdadero impacto.

Hazte parte del cambio en conciencia.

@samscarpato

Código: 02-2016-0130

Para citar este escrito: 

SCARPATO, Samuel. (2016). Los gobiernos mienten. Primera publicación en fecha 10-Ene-2016 en el medio Facebook. Segunda publicación en fecha 29-May-2016. Consultado en fecha (día)-(mes)-(año). Disponible: http://samscarpato.com/los-gobiernos-mienten/